Donde no llega la mirada

Siempre hay alguien para visitar en las granjas.

Nai viene conmigo y con el padre Coco. También viene Braian. Aparecemos los cuatro, como los únicos cuatro enanitos que le quedaron a Blancanieves.

La Macabra se encarga siempre de las mujeres. Ella es como una kunoichi para el femenino de ese mundo y también es la que pelea por las todas que nunca están incluídas en el discurso de los todos.
Los todos, como dice Naiara, son solamente masculinos.

La presidenta dice todos y todas para quedar bien, agrega Nai, cuando se refiere a las cadenas nacionales de la presidenta de los todos (de las todas no) de los argentinos. Y siempre dice Nai: Andá a preguntarle a Susana Verón*, la mamá de Marita, en dónde están las “todas” del discurso.

Susana, la nuestra, mató a José.

La bautizaron Susana —que es un nombre de la época de mi vieja y que ya no se usa ni en el barrio ni en ninguna parte— porque su abuela se llamaba así. Su abuela, la Susana, la que le cría a la beba porque ya no la puede tener en la Cárcel de Mujeres. Pasó la edad de tener a la beba en la guardería del Buen Pastor.

 Cada vez que voy, me pregunto en dónde mierda estará Dios si todas esas que regentean el Buen Pastor y ‘no sé cómo llamarles', son sus secretarias. Me alejan de Dios ciertas personas que se dicen consagradas a Él, porque yo me pregunto, desde mi humildad, cómo el tipo acepta ser tan mal representado.

Dios tiene sus motivos para todo, me dice el Padre Coco, cuando yo me pongo rebelde con los dogmas y de reojo, mira, como señalándomelo, a Braian.

A Susana, que se llama igual que su abuela, conseguimos al fin que la pasaran al granja y por eso la vamos a visitar ahí.

Susana pregunta por la nena.

El padre Coco le cuenta todos los progresos de la beba. Nai también. Braian le cuenta que le regaló un triciclo que armó en el taller del Chino, el de las bicis, porque ¿viste? ya tiene tres años la nena.
Somos los cuatro mejores enanos de esa Blancanieves.

Ella llora. Yo no rezo. Naiara le dice que todo va a estar bien, que hay buenos hombres, que no todos los hombres son José, que están los Braian.

José, el que acrecienta, según La Biblia.

José casi mata a la hija de Susana que ahora cría esa Susana abuela con aportes de un Braian que ni siquiera aparece en el contexto bíblico con un nombre tan anglosajón. Barrial y anglosajón, that is a question, Santu.

Cuando volvemos le digo al Padre Coco que yo no entiendo qué pasa con la vida.

Él, siempre sereno, me dice que tengo que leer Apocalipsis.

Braian mira por la ventanilla todo el sol. No lo alteran los temas metafísicos que escapan a la eterna realidad.



Glosario

*Susana Trimarco.( Por favor, tomándose un minuto con dios Google, busquen quién es).









Comentarios

  1. Hola, Simón.
    Me gusta tu forma tan natural de narrar la cotidianidad. Eso de "todos y todas" muy original la agrupación por géneros, así resulta más fácil a quiénes se está refiriendo. Lo de la metafísica es un tema complejo Braian hace bien en no alterarle.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola, amiga!! Lo de todos y todas era un chilché de la ex presidenta argentina y creo que quedó para la posteridad.
    Ahora todos los usan así, porque, como decís, define a los colectivos.
    Muchas gracias por venir a leer.
    Un abrazo grande, Mila!!

    ResponderEliminar
  3. Acá también fue un presidente el que empezó a usar el distintivo de las y los, y ahora también todos lo usan. A mí no me gusta pero entiendo, o eso creo, la posición de Naiara, este mundo parece para los todos y no para las todas, y hablando de personas privadas de libertad y humilladas, la mayoría son mujeres.
    Un placer como siempre Simón. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gildardo! Es que en el fondo, aunque hay montón de políticas de género, la cosa sigue igual o está peor. Aunque vivimos en un país lleno de leyes, es natural no cumplirlas, no escuchar bien lo que pasa o tener los prejuicios que tienen muchos jueces (algo habrás hecho) y lo peor, juezas, que por ahí, como mujeres, pueden entender mejor algunos casos.

      La cuestión es que te das la cabeza contra la pared y aunque seas inocente, el juicio te lleva tantos años, que si no eras delincuente, te volvés delincuente adentro de donde te meten.

      Dejan a tipos que violan chicas, sueltos y entre la gente y tienen a esta chica presa por defender a su bebé del tipo que le pegaba y que la hubiera matado si ella no la defendía. Lo mató en defensa de su hija, no es que lo quiso matar. Y ahí la tenés, presa, sin la nena, sola, y lo peor, sin la ley de su parte.
      Me hierve la sangre, amigo, te juro!!
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  4. Yo tampoco entiendo las injusticias. Busqué lo de Susana Trimarco. Una mujer increíble .Me vuelves a tocar el corazón. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eli!! Sí, una mujer increíble, todo un ejemplo.
      Gracias por leerme, amiga.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar
  5. Parece que para estos temas no hubiera salida, las "todas" siempre están en desventaja. Y lo casos aumentan. Hay una trama siniestra y la justicia está realmente ciega, las leyes son insuficientes y algunas más que arcaicas.
    Ya no me interesa comprender los motivos de este dios, supuestamente puro amor, que permite tanto dolor inocente. ¿Quién escribió los dogmas? La iglesia para tenernos conformes y esperanzados en una justicia mayor y poder sojuzgarnos a su gusto y piacere.
    Hay unos cuantos errores de tipeo, si querés dale una repasadita.
    Un gran abrazo, Simón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirella. Así es. Tanta ley al pedo, la verdad que todavía está sin normativa y tanto juez idiota en el medio que ni siquiera sabe aplicar las que están normadas y deja suelto a cualquiera y para sacarse causas de encima, ni siquiera mira las causas.
      Seguro que si la nena tuviera plata, saldría como un ejemplo de valentía endiosada por cadena nacional.
      A veces me pongo tan triste, amiga!!

      Eliminar
  6. Nai o la Macabra me gusta cada vez más, tan resolutiva, esta vez a cargo de las mujeres y tan reivindicativa de los derechos de la mujer sin esgrimir pancartas, solo acciones. Tiene ojo clínico para desnudar a los impostores.
    ¡Ay cómo te entiendo cuando cuestionas a Diós o a dios con minúscula!
    Eres un crac, Simón, radiografiando lugares marginales ¿y qué hay más marginal que una cárcel la llamen cómo la llamen? ¡Cuántas Susanas marginadas!
    El padre Coco no tiene todas las respuestas para la vida, ni la biblia aunque la abras por el Apocalipsis.
    Me quedé un rato pensando en la frase final de Braian y la metafísica que no lo altera, que me haces pensar compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel!! Así es, amiga. Y la mujer sin dinero, más marginada que la que tiene un poco, como para pagarse un abogado. La razón no tiene mucho que ver en algunas cosas y la lógica parece que no alcanza a ciertas circunstancias.
      Yo prefiero que no me hablen de Dios. Yo vivo en el mundo de los humanos.
      Un abrazo grande, amiga!!

      Eliminar
  7. ¿Cuántas veces intentamos dar sentido a la desgracia? Tras el llanto y la tristeza llega la rabia hasta alcanzar la, hasta cierto punto, confortable resignación.
    La justicia puede ser divina, pero es aplicada por los hombres y mujeres. Un texto brutal que nos invita a reflexionar ante las razones de la injusticia, aunque la misma nunca tenga razones.
    Esperemos esperanzados porque llegue el momento en el que jamás se repitan situaciones como esta y en el que se termine la violencia machista. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David! Creo que para que se resuelvan estas cosas debe haber una concientización social profunda y que esa sociedad concientizada de su deber como colectivo, presione para que los que conducen sus destinos hagan lo que deben hacer, porque están ahí para hacerlo.
      Pero son tantos los años de historia que tienen los hombres sobre sus espaldas y tan poco lo que se hizo en todo ese tiempo, que todo está como era entonces, me parece a mí.
      Un abrazo grande y muchas gracias por pasar a leer.

      Eliminar
  8. Un texto que invita al diálogo, Simón. ¿Quién la imparte? En el momento que existe desigualdad social, no habrá justicia por igual. El dinero por desgracia abre puertas y al que no lo tiene se las cierra. Cruel realidad para todo aquel que no dispone de recursos.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, amiga. Es tal cual lo decís. Meten preso al que roba la gallina y a los que roban el mundo los sientan en el sillón presidencial.
      Así anda todo.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar

Publicar un comentario

ZONA POPULAR

Alfajor santafesino

La rara incapacidad de escribir una carta de amor

Bajo fondo

El pájaro en la ciénaga

Lo kafkiano de lo que no está.

Sabonim

Inteligencia sin claridad.

Cristales de sal